Elegancia, estilo y originalidad

Y sin tener un yate en el puerto!

Después de varios años llevando una escuela de modelos, de haber vestido a decenas de Misses a nivel internacional en diversos concursos, y sobretodo, después de haber conocido a bellísimas mujeres de todos los estatus, he adquirido mucha experiencia, en diversos ámbitos, que deseo compartir.

Una mujer, para demostrar estilo, glamour, autoconfianza y mantener el sentimiento de felicidad y autosatisfacción, tiene que tener claro que la elegancia no es sinónimo de riqueza.

Una mujer con el armario lleno de un vestuario de lujo, no tiene asegurado un aspecto impecable y fino como el que exije la elegancia…

En primer lugar, aconsejo a la mujer, que se mire sin miedo en el espejo, que se estudie y acepte a sí misma, y entonces, elegir a qué formas de su cuerpo quiere dar más partido.

Yo, como diseñadora, aconsejo a la mujer lo que a cada una le puede encajar mejor… Diseño, tejidos,  colores, líneas…   pero necesito tener en frente una mujer que se acepta a si misma. No existe mujer que no tenga un “algo”, que la haga especial.

En mi taller he visto muchas mujeres que han dibujado grandes sonrisas en sus rostros, verse envueltas en vestidos que les abre el alma, que las muestran femeninas, que les despierta la sensualidad, cuando han descubierto en el espejo…  la elegancia.

Es importante que una vez que has descubierto las líneas de un vestido perfectas para ti, vestir accesorios finos y adecuados, pero esto lo hablaremos en otro artículo.

Hasta entonces, dejad que la gran mujer que hay dentro de vosotras luzca en el exterior, mostrad la maravillosa criatura que es cada una!!!

Un abrazo para todas!!!

Autor:

Posts relacionados

Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *