Sobre Tina Olari

La historia de Tina Olari, mi historia…

El deseo de vivir la magia de la moda comenzó cuando tenía 9 años, creando entonces mi primera falda, de color rojo, y claro, destrozando un vestido de mi madre. Valió la pena su enfado en aquel momento (obviamente no el mío), porque fue en ese momento en el que todos pensaron: -¿cómo es que le ha salido tan bien?
Gran parte de mi infancia la he pasado entre telas, cortando y sintiendo con tanto gusto el tacto, la sensación y la emoción que me transmitían los tejidos, y el éxtasis que sentía al ver una de mis creaciones finalizada.

El universo me ha ofrecido talento y sentido del estilo, el paso del tiempo me ha perfeccionado, mi ambición me ha empujado en la dirección adecuada, y mi clientela, que se han convertido en miles de mis amigas, me han hecho ser lo que hoy soy…

Esto ha hecho que hoy, después de más de 17 años desde que inauguré mi empresa trabajando “oficialmente ” en el mundo de la moda, por el deseo de mantener el contacto directo con cada clienta, con el deseo de ver su alegría y la transformación de su rostro y su actitud cuando se mira en el espejo con un vestido creado por mí, con el agradecimiento que recibo siempre después de un evento por cómo se ha sentido el centro de todas las miradas… todo esto hace que hoy, me mantenga decidida a no trabajar a nivel industrial, pese a haber tenido muchas oportunidades, prefiero trabajar como taller exclusivo, con creaciones exclusivas, con muy poco personal, y con el encanto de trabajar con cada clienta individualmente…

En mi taller showroom, ahora abierto en Barcelona, estoy encantadísima de recibir a cada clienta, de regalarle mi mejor y más sincera sonrisa y mi conocimiento, de dibujar personalmente para cada una el vestido que mejor le encaja…
Después de definir el diseño, elegimos colores y tejidos, los cuales han de ser siempre de alta calidad, esto no significa que sean caros, aunque dispongo de ellos también. Con un tejido a precio accesible, el resultado es un vestido maravilloso, y una clienta encantada.

Me gusta trabajar con telas de casas de Francia, Milán, Japón, India, Marruecos, etc…
La posibilidad para cada clienta de elegir las telas y subir o bajar el coste de un vestido para adaptarse a su presupuesto, es un punto más que me une con la mujer que tengo en frente, todo esto, la transforma de clienta en amiga…

Este sentimiento me llena el corazón: las amistades, las relaciones y las emociones que ofrezco y que recibo con mis creaciones, por parte de mis clientas y de las modelos que han trabajado conmigo en tantos desfiles y colecciones en tantos años dedicada, me hace sentirme enamorada de mi trabajo, sentirme una mujer llena y orgullosa de mi misma, y con sentido de vivir y disfrutar esta existencia.

En la casa Tina Olari, mi casa, y tu casa, sentirás las grandes emociones que te ofrece un vestido trabajado a medida, con amor, implicación y el deseo que TU te sientas única, especial, con una imagen mejorada por fuera y por dentro…

Un gran abrazo, Tina Olari

Autor:

Posts relacionados

Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *